banner noticies

Recomendaciones para reducir el riesgo cardiovascular en el ámbito laboral

21 mayo 2018

 

La enfermedad cardiovascular causa el 43,5% de los accidentes laborales mortales

En la conmemoración, el 28 de abril, del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, la Fundación Española del Corazón (FEC) quiere poner de manifiesto que el 43,5% de los accidentes mortales que se producen en el trabajo son consecuencia de un infarto o de un accidente cerebrovascular.

corazon

 

Así se desprende del informe "Estadísticas de Accidentes de Trabajo" elaborado en 2016 (que hace referencia al año 2015) por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. "Es importante destacar que, contrariamente a lo que percibe la población general, la enfermedad cardiovascular no solo ocurre entre la población envejecida, sino que sigue siendo principal causa de muerte en la población activa", avisa el Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la FEC. "Además, también cabe destacar que según el Ministerio cada año se producen unas 23.000 bajas laborales por enfermedades del sistema cardiovascular".

Y es que tal y como evidenció la última Encuesta Nacional de Salud, hasta el 35,3% de los trabajadores españoles tiene un riesgo cardiovascular alto, con tres o más factores de riesgo cardiovascular. Así, solo el 10% de la población activa encuestada no presentaba ningún factor de riesgo y el 54,7% tenía uno o dos.

Tener un factor de riesgo (diabetes, hipertensión, sedentarismo, tabaquismo, sobrepeso, obesidad y abuso del alcohol entre otros) aumenta muy significativamente las posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular, pero tener más de un factor de riesgo multiplica exponencialmente estas probabilidades.

Conviene alertar de estos riesgos, pues las conclusiones que se extrajeron acerca de la población trabajadora en la encuestada son llamativas:

• El 26,1% de la población trabajadora encuestada considera su trabajo estresante o muy estresante.

• El 13,1% de la población presenta hipercolesterolemia (14,8% hombres vs 11% mujeres).

• El 10,6% de la población padece hipertensión (12,7% hombres vs 8,1% mujeres).

• El 3,2% presenta diabetes.

• El 29,4% fuma diariamente.

• El 13,8% de la población encuestada consume alcohol a diario, siendo el consumo mucho más elevado entre hombres (20,1%) que entre mujeres (6,2%).

• El 41,9% de la población trabajadora declara no realizar actividad física en el tiempo libre (45,8% mujeres vs 38,6% hombres) y el 34,3% tiene un trabajo sedentario al pasarse la mayor parte de su jornada laboral sentada.

• El 35,8% presenta sobrepeso (46,5% hombres vs 23,2% mujeres) y el 13% obesidad (16,2% hombres vs 9,4% mujeres).

• El 28% de la población consultada manifiesta un consumo insuficiente de fruta y verdura.

Además, diversos estudios demuestran que el progresivo envejecimiento de la población está favoreciendo el aumento de factores de riesgo cardiovascular como el tabaquismo, el sedentarismo o el sobrepeso, suponiendo un incremento del absentismo laboral y un descenso de los índices de productividad y competitividad.

Recomendaciones para reducir el riesgo cardiovascular en el ámbito laboral.

Para disminuir las dolencias por causa cardiaca en el lugar de trabajo, la FEC recomienda:

• En los trabajos de oficina, evitar estar largos ratos sentados delante del ordenador. Cada dos horas es conveniente levantarse y estirar las piernas para facilitar la circulación.

• Evitar malas posturas como cruzar las piernas, ya que la sangre circula con menor fluidez y puede facilitar la aparición de trombos.

• Siempre que se pueda, es preferible traer la comida saludable de casa, ya que comer fuera conlleva un descontrol de la alimentación y puede provocar un aumento de peso. En caso de tener que ir de manera habitual a restaurantes, es importante no pedir siempre lo mismo y evitar comidas copiosas. Las verduras, legumbres, fruta y pescado deberán estar presentes en nuestro menú.

• Disminuir los niveles de estrés y desconectar del trabajo en el tiempo libre es otro factor importante a tener en cuenta.

• Realizar actividad física diariamente. Ir caminando al trabajo o en bicicleta es una buena opción

 

 Fuente: fundación Española del Corazón.