Previntegral
Lunes 21 junio 2021

Consejos para prevenir golpes de calor en el trabajo

PRL Todos los sectores

 

Descargar infografía

¿Cómo puede afectar el calor a las personas trabajadoras?

Cuando llega el verano y hace mucho calor los mecanismos de adaptación de nuestro cuerpo, como el sudor, se ponen en marcha para mantener estable la temperatura corporal. Tener que realizar tareas pesadas o trabajos en el exterior (construcción, agricultura, ramadería, instaladores, etc) a elevadas temperaturas puede llevar el cuerpo humano al límite y ocasionar accidentes de trabajo.

El riesgo aumenta a medida que sube la temperatura, por eso es importante que las empresas y las personas que realizan trabajos al aire libre o en ambientes calurosos adopten unas sencillas medidas de prevención y estén atentos a síntomas como fatiga, dolor de cabeza o vértigo, que pueden ser precursores de problemas más graves como la deshidratación o el golpe de calor, que en algunos casos llega a ser mortal.

Consejos básicos para los trabajadores y las trabajadoras

Cuando las temperaturas sean extremas, especialmente en las conocidas "olas de calor", el organismo está sometido a una demanda energética más alta y, por ello, es importante modificar y adoptar ciertos comportamientos en su funcionamiento habitual, lo que le permitirá hacer frente mejor a estas exposiciones.

  • Adopte las medidas preventivas propuestas por la empresa según la evaluación de riesgos.
  • Beba regularmente agua fresca (10-12ºC) aunque no tenga sed (un vaso cada 15-20 minutos). Es recomendable hacerlo inmediatamente antes de la exposición, mientras dura la exposición y continuar con una hidratación generosa al finalizar la jornada de trabajo.
  • Protéjase del sol mientras hace trabajos en el exterior, con ropa ancha, clara y fresca que cubra la mayor parte de la superficie del cuerpo.
  • Cuando sea posible, protéjase la cabeza con una gorra o sombrero de tejido transpirable.

No deje que la situación empeore

Si sois testigos de alguna anomalía que pueda ser fuente de riesgo, avisar lo más rápido posible su responsable o compañeros.

  • Evite o reduzca el esfuerzo físico que comporte una alta exigencia.
  • Adapte su ritmo de trabajo según su tolerancia al calor.
  • Siempre que sea posible, cuando lleve a cabo trabajos en el exterior, hágalo en zonas sombrías.
  • Reducir las actividades físicas intensas al aire libre durante las horas más calurosas. Evite, en la medida de lo posible, trabajar en el exterior, especialmente entre las 11h. y las 16h.
  • Utilice sistemáticamente las ayudas mecánicas antes de utilizar herramientas manuales.
  • Refrésquese a menudo.
  • Descansar en lugares frescos cuando tenga mucho calor.
  • Piense a eliminar cualquier fuente adicional de calor, como material informático, impresoras, lámparas ...

Descargar infografía


Compartir

En Previntegral utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Puedes aceptar todas las cookies, rechazarlas o configurar tus preferencias, haciendo click aquí donde podrás obtener más información.