Previntegral
Lunes 21 noviembre 2022

Emisiones de humo diésel: peligro laboral y efectos sobre la salud

Medio Ambiente Comercio y servicios
Emisiones de humo diésel: peligro laboral y efectos sobre la salud

 

La gran utilización de motores diésel implica que la exposición a las emisiones de motores diésel no es solo un problema medioambiental y de salud pública, sino también un riesgo laboral importante.

 

CARACTERÍSTICAS Y COMPOSICIÓN DE LAS EMISIONES DE MOTORES DIÉSEL 

Las emisiones de motores diésel son una compleja mezcla de partículas, aerosoles líquidos, gases y vapores que se genera durante el funcionamiento de motores que utilizan el gasóleo como combustible y como producto de la combustión.


Los principales componentes químicos de las emisiones de escape de diésel son:

- Gases y vapores: mayoritariamente los gases que se encuentran en el aire, como el nitrógeno, el oxígeno, el vapor de agua y el dióxido de carbono (CO2 ). También existen productos químicos peligrosos, como el óxido nitroso (NO), el dióxido de nitrógeno (NO2 ), el dióxido de azufre (SO2 ), el monóxido de carbono (CO) y compuestos orgánicos volátiles (COV) como el benceno y el formaldehído.

- Las partículas sólidas o hollín: están compuestas por un núcleo sólido de carbono elemental y una superficie a la que se unen otras sustancias, principalmente de carbono elemental y orgánico, y ello incluye hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), cenizas, agua, sulfatos, azufre, aerosoles ácidos y óxidos metálicos, silicatos, etc.

 

PELIGROSIDAD Y EXPOSICIONES LABORALES

Los contaminantes más peligrosos de las emisiones diésel son los óxidos de nitrógeno y las partículas, que se caracterizan por el tamaño, el número, la masa y las diferentes sustancias de las que se componen. La materia particulada puede permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo y penetrar profundamente en los pulmones debido a su pequeño tamaño.

Tanto la composición de estos humos como la cantidad que se libera en el ambiente son variables y dependen de factores como las características del combustible y de los aceites lubricantes; la tecnología y la antigüedad del motor, incluyendo si cuenta con sistemas de reducción de emisiones; el régimen de funcionamiento del mismo, es decir, si está en ralentí, funcionando con carga baja o a máxima potencia; la temperatura del motor; las condiciones de mantenimiento y ajustes del mismo, y si se trabaja en el exterior o en el interior de un local o edificio, y en este caso, el grado de ventilación existente.

Existe una gran diversidad de actividades en las que los trabajadores pueden estar expuestos a las emisiones de diésel:

  • Mecánicos de talleres de automóviles (reparación, mantenimiento, control técnico).
  • Trabajadores de la construcción, conductores de maquinaria de obras, industria extractiva, pesos pesados u otros tipos de vehículos más ligeros.
  • Personal que trabaja cerca de vehículos y motores, como trabajos sobre la vía pública, carreteras y caminos; operadores en cabinas de peaje y de comida rápida; garajes; gasolineras; aparcamientos, etc.; en general, lugares con mucho tráfico de vehículos.
  • Trabajadores de refinerías de petróleo y gas, trabajadores de tierra de líneas aéreas, estibadores, trabajadores del campo, forestales, servicios de extinción de incendios, etc.

 

EFECTOS SOBRE LA SALUD

Las emisiones de diésel representan, tanto a corto como a largo plazo, riesgos para la salud que van desde leves efectos hasta enfermedades respiratorias y cáncer.

Una exposición a corto plazo (aguda) a concentraciones elevadas de emisiones de motores diésel puede producir irritación de las vías respiratorias y de los ojos, dolor de cabeza, mareos, náuseas y síntomas de inflamación de las vías respiratorias, variables entre individuos y de carácter transitorio.
Cuando se da una exposición a largo plazo (crónica), pueden producirse efectos más graves, como inflamación pulmonar, exacerbación de la respuesta alérgica, afecciones cardiovasculares y cáncer de pulmón. Asimismo, la exposición a este agente puede agravar patologías previas de tipo cardiovascular o respiratorio.


Compartir

En Previntegral utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Puedes aceptar todas las cookies, rechazarlas o configurar tus preferencias, haciendo click aquí donde podrás obtener más información.