La Organización ha tomado la decisión de gestionar los sistemas de la información utilizando las mejores prácticas internacionales, conforme al estándar ISO/IEC 27001:2013. Dada la importancia que tienen los sistemas de información, la organización establece a través de su dirección los siguientes principios fundamentales de seguridad de la información:

  1. Cumplimiento normativo: todos los sistemas de información se ajustarán a la normativa de aplicación legal regulatoria y sectorial que afecte a la seguridad de la información, en especial aquellas relacionadas con la protección de datos de carácter personal, seguridad de los sistemas, datos, comunicaciones y servicios electrónicos.
  2. Gestión del riesgo: se deben minimizar los riesgos hasta niveles aceptables y buscar el equilibrio entre los controles de seguridad y la naturaleza de la información. Los objetivos de seguridad deben ser establecidos, ser revisados y coherentes con los aspectos de seguridad de la información.
  3. Formación y concienciación: se articularán programas de formación, sensibilización y campañas de concienciación para todos los usuarios con acceso a la información, en materia de seguridad de la información.
  4. 4.Disponibilidad, integridad y confidencialidad:
  • Se debe garantizar la disponibilidad de la información, asegurándose la continuidad del negocio soportado por los servicios de la información mediante planes de contingencia.
  • Deberá asegurarse la integridad de la información con la que se trabaja, de modo que sea concisa y precisa, incidiéndose en la exactitud, tanto de su contenido como de los procesos involucrados.
  • Se debe garantizar la confidencialidad de la información, de tal manera que solo tengan acceso a la misma las personas autorizadas.
  1. Proporcionalidad: la implantación de controles que mitiguen los riesgos de seguridad de los activos debe hacerse buscando el equilibrio entre las medidas de seguridad, la naturaleza de la información y el riesgo.
  2. Responsabilidad: todos los miembros de la organización deben ser responsables en su conducta en cuanto a la seguridad de la información, cumpliendo con las normas y controles establecidos.
  3. Mejora continua: se revisará de manera recurrente el grado de eficacia de los controles de seguridad implantados en la organización para aumentar la capacidad de adaptación a la constante evolución del riesgo y del entorno tecnológico.

Coherente con la responsabilidad asumida y convencida de que la gestión de la seguridad es esencial para el futuro y excelencia de la compañía, la dirección de la organización se compromete a proporcionar los recursos necesarios para el cumplimiento de esta Política.

De acuerdo con esta Política se establecen unos Objetivos de Seguridad a todos los niveles, realizando un seguimiento del grado de cumplimiento, de forma que podamos medir nuestra mejora.

La Dirección de la organización revisa periódicamente el Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI), con el compromiso de asegurar el correcto y eficaz desarrollo, mejora continua y su adecuación a nuevos requisitos legales aplicables.

Lleida, a 16 de julio de 2019

La Dirección