banner noticies

Riesgo químico en centros de estética y peluquerías

24 septiembre 2018

Es incuestionable la repercusión de la química en nuestra sociedad actual por su valiosa contribución al progreso y bienestar en todas las facetas de la vida diaria. Sin embargo, debemos ser conscientes de que ciertos productos químicos pueden suponer un riesgo potencial para la seguridad y salud de las personas que los manipulan y/o están expuestas a ellos.
De este modo, si no se toman las medidas preventivas adecuadas, pueden provocar tanto accidentes laborales como enfermedades profesionales. La existencia o no de este riesgo depende de las sustancias presentes y de cómo se utilizan.

Risc químic en centres estètica i perruqueries

La gran variedad de tareas y procesos que pueden realizarse en las profesiones del ámbito de la peluquería y otros tratamientos de belleza hace que pueda existir riesgo de exposición a diversos productos químicos, ya que pueden estar potencialmente presentes durante los procesos de decoloración, tinte, alisado, permanente, afeitado, manicura, etc., siendo necesario tenerlo en cuenta para poder determinar el riesgo químico en este sector.
Los productos cosméticos no están sometidos al reglamento europeo de etiquetado de productos químicos REACH ni al CLP, por tanto, NO HAY FICHAS DE SEGURIDAD de productos cosméticos. La única información de la que se dispone es la caja, el propio recipiente y las instrucciones del producto. Hay que tener presente que los productos cosméticos tienen componentes sensibilizantes, cancerígenos, alérgenos, disruptores y endocrinos que pueden afectar al embarazo, entre otras cuestiones.
Es indispensable identificar los productos químicos presentes y conocer sus características de peligrosidad.

Como recomendaciones generales, se deben seguir las siguientes medidas preventivas:

• Tener en cuenta siempre las instrucciones de uso y advertencias de la etiqueta o folleto del producto.
• Es recomendable utilizar siempre guantes de un solo uso durante toda la operación.
• Procurar evitar salpicaduras en ojos, piel o ropa.
No mezclar con otros productos.
• No almacenar en recipientes que creen confusión sobre el contenido real del mismo.