Previntegral
Martes 25 mayo 2021

¿Qué beneficios en la salud se obtienen al dejar de fumar?

Salud Todos los sectores

 

Descargar infografía

Un año más, Previntegral Group nos adherimos a la XXII Semana sin Humo que se celebra del 25 al 31 de mayo. Este año, con el lema “Dejar de fumar, tu otra vacuna”, quiere destacar la importancia de dejar de fumar como medida de prevención de posibles complicaciones en la salud derivados de la COVID-19.

El objetivo de la Semana sin Humo es sensibilizar a la población de la importancia que tiene para la salud el hecho de no iniciarse en este hábito, abandonar el consumo de tabaco y poder disfrutar de un ambiente libre de humo.

Dejar de fumar aporta multitud de beneficios en la salud, tanto en las personas que fuman como en las que no.

A continuación se describen los cambios que se producen en el organismo y que se hacen evidentes con muy poco tiempo después de haber dejado de fumar.

Beneficios a corto plazo

A los 20 minutos: bajan la presión arterial y la frecuencia cardíaca hasta normalizarse.
La temperatura de manos y pies aumenta hasta normalizarse.
A las 8 horas: disminuye el nivel de monóxido de carbono (CO) y aumenta el oxígeno en sangre a niveles normales.
A las 24 horas: el riesgo de muerte súbita disminuye. Los niveles de monóxido de carbono en sangre se eliminan.
A las 48 horas: se restauran las terminaciones nerviosas del gusto y el olfato y mejora la capacidad de oler y saborear.
A las 72 horas: se relaja la musculatura bronquial, lo que hace más fácil la respiración, aumenta la capacidad pulmonar y disminuyen la tos, la congestión pulmonar y la sensación de disnea.
• Aumenta la sensación de bienestar.

A medio plazo

De 2 semanas a 3 meses: mejora la circulación sanguínea, aumenta la capacidad pulmonar hasta un 30% y desaparece la tos.
Entre 1 y 9 meses: desaparecen síntomas como la congestión nasal y disminuye el riesgo de infecciones respiratorias.
• La estomatitis por nicotina mejora y desaparece pocas semanas después. También se reducen la gingivitis, la incidencia de pérdida de piezas dentales, la halitosis y la tinción dental. La leucoplasia oral mejora al dejar de fumar a partir de los 3 meses
• Aumentan los niveles del colesterol HDL asociándose a la disminución de la progresión de la aterosclerosis.

A largo plazo

Después de 3-5 años: el riesgo de ataque al corazón es similar al de aquellas personas que nunca han fumado.
En los hombres, solo hacen falta 1-2 años de abandono del tabaco para que el riesgo se reduzca a la mitad.
Entre 2-4 años: se reduce significativamente el riesgo de sufrir un ictus. A los 10 años, se equipara el riesgo de un ex fumador a un no fumador.
A los cinco años: el riesgo de cáncer de garganta, esófago, boca y vejiga también disminuye a la mitad. Además, el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de un no fumador.
A los 10 años: el riesgo de cáncer de pulmón o laringe disminuye a la mitad.
A los 15 años, el riesgo se reduce en un 85%.

Más datos...

• Antes de los 35 años, se reduce la aparición de arrugas faciales en personas de etnia caucásica.
• La media de días de cama por enfermedad es de 6,5 días/persona/año en no fumadores vs. 8 días en fumadores.
• La tasa de hospitalización es de un 14,9% en no fumadores y de un 19% en fumadores.
• Dejar de fumar reduce la utilización de servicios sanitarios: los no fumadores frecuentan un 33% menos el médico de cabecera que los fumadores.

Fuente de información: Institut Català de la Salut; “Guía práctica clínica: detección y tratamiento del consumo del tabaco”, Programa de Atención Primaria Sin Humo (PAPSF), American Cancer Society

Compartir

En Previntegral utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Puedes aceptar todas las cookies, rechazarlas o configurar tus preferencias, haciendo click aquí donde podrás obtener más información.