Previntegral
Domingo 12 noviembre 2017

La gripe, una amenaza en el sector laboral

 

¿, Dolores musculares, tos, estornudos y fiebre? Nos encontramos como cada año, inmersos en la epidemia estacional invernal y con ello muchas comunidades autónomas inician sus campañas de vacunación contra la gripe.

Según los últimos datos de la Asociación Española de Medicina del Trabajo, se estima que el 18% de las bajas laborales en España son a consecuencia de la gripe1.

Asumiendo que 1 de cada 3 casos, se produce especialmente en oficinas y espacios cerrados, podemos decir que, durante la temporada gripal, el sector laboral es uno de los ámbitos más perjudicados. Dicho absentismo conlleva una pérdida de unos 60 millones de horas de trabajo, una cifra importante en el sector laboral.

Como bien sabemos, la gripe es una infección vírica que afecta al sistema respiratorio y se contagia fácilmente. Generalmente, ocurre una epidemia estacional invernal anual y constituye una pandemia en el mundo cada 20 o 30 años, acompañada de un alto índice de mortalidad y morbilidad. 

  • Por contacto directo con un enfermo o material contaminado como es el caso del contagio a través de las manos.
  • Por vía aérea, mediante gotas respiratorias liberadas al toser o estornudas.

 No todas las personas que contactan con el virus se infectarán, aunque pueden servir de transmisores de dicha infección. Es por ello, que la gripe se extiende de forma muy rápida, siendo muy difícil controlar su propagación.

 Síntomas como: tos, fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, dolor abdominal, dolor muscular, mucosidad, náuseas y vómitos se apoderan de miles de personas cada invierno, no obstante, dicha enfermedad suele evolucionar sin problemas hacia la curación en un período de 5-7 días.

Es por ello que, para prevenir la enfermedad y sus complicaciones, desde Previntegral queremos ofrecerles una serie de precauciones generales para la prevención del contagio de la gripe entre individuos. Entre estas medidas destacan las siguientes:

 

  1. Extremar la higiene: lavarse las manos frecuentemente.
  2. No compartir objetos personales de higiene o aseo.
  3. Mantener la casa limpia y desinfectada, especialmente los lugares donde se cocina o come, sobre todo si ya hay un enfermo en la familia.
  4. Ventilar diariamente la casa, habitaciones y espacios comunes.
  5. Taparse la boca al estornudar o toser con pañuelos y tírelo a la basura.   
  6. Intentar llevar unos hábitos de vida saludables para evitar que bajen tus defensas, así como tu sistema inmunitario.  
  7. Protégete bien de los contrastes de temperatura.

       8. Evitar tocarse con las manos los ojos, nariz y boca. 

       9. Vacunarse: la mejor forma de prevenir la gripe es la vacunación.

 

Asimismo, nos gustaría recordarles la importancia de la vacunación a aquellas personas que pertenecen a los denominados grupos de riesgo, es decir, los más vulnerables para padecer una complicación de la misma como son:

  • Niños menores de 5 años y mayores de 6 meses.
  • Mayores de 65 años.
  • Aquellos quienes presenten enfermedades crónicas, cardíacas o respiratorias, así como aquellos con enfermedades inmunosupresoras.
  • Asimismo, se recomienda la vacunación en personas que puedan ser transmisores de la enfermedad a la población vulnerable, como los sanitarios, personal de guarderías, etc.

Compartir

En Previntegral utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Puedes aceptar todas las cookies, rechazarlas o configurar tus preferencias, haciendo click aquí donde podrás obtener más información.